Español954 08 85 55

Gonzalo Mateos: “El empresario tiene muchas herramientas por el lado de la prevención antes de que el siniestro llegue al seguro”

El Financial Lines & Claims Manager de IBERIAN Insurance Group, Gonzalo Mateos Fernández-Maquieira, ha participado en el reportaje La responsabilidad por contagios de coronavirus de los empleados crea INCERTIDUMBRE entre los empresarios, de la sección ‘Punto de encuentro’ del nº de junio de la revista Pymeseguros, junto a Itziar Pernía, vicepresidenta segunda de Apromes, y Adrián Benito, director de Responsabilidad Civil de Markel.

A continuación introducimos la temática del reportaje y destacamos los análisis más destacados de Mateos:

Como se indica en la introducción del reportaje, la pandemia del Covid-19 ha obligado a la imposición de nuevas medidas de prevención de riesgos laborales para evitar la propagación de contagios en el entorno de trabajo, especialmente con la progresiva vuelta a la actividad presencial. Una situación que está generando cierta incertidumbre entre los empresarios ante la posibilidad de que los empleados enfermen y puedan pedir responsabilidades a través del seguro de RC Patronal. La correcta implementación de las nuevas medidas de seguridad y la adecuada información a los trabajadores es su tabla de salvación.

La legislación dictada por el Real Decreto 6/2020, de 10 de marzo, ha creado una asimilación de las bajas causadas por contagio de coronavirus, en concreto en lo que se refiere a la situación de la Seguridad Social para las prestaciones económicas derivadas de la incapacidad temporal. “De alguna manera en el sector se ha extendido la idea de que era una declaración del contagio por coronavirus como una conceptuación de accidente de trabajo, lo que no es estrictamente cierto”, puntualiza Gonzalo Mateos, cuando lo que van a tener que dirimir los tribunales va a ser la delimitación de la RC Patronal con todos sus elementos por falta de información al empleado de sus condiciones de trabajo o imputaciones por falta de formación.

Sobre las posibles lagunas en la legislación, “científicamente, hoy por hoy, no hay una demostración inequívoca de la forma de contagio, por lo que habrá que esperar a las primeras sentencias, con hechos probados”, apoya Gonzalo Mateos. Además, señala que el cumplimiento de la normativa por parte del empleador es un tema que hay que relativizar mu-cho, toda vez que se ha tenido que hacer de un día para otro y tiene “muchas lagunas”, por lo que la exigencia de responsabilidad al empresario es complicada. A su entender, dependerá mucho de la exposición al riesgo, muy probable en profesiones sanitarias, pero complejo de demostrar en otros trabajos.

La importancia del asesoramiento

“Lo que hay que hacer es involucrarles y mandarles mensajes de que hay que tomar todas las medidas necesarias y que el grado de concienciación sea el mayor posible, y no fiarlo solo al seguro”, refiere Mateos, porque el Covid es más un tema de gerencia de riesgos. Pero aprecia que sí existe intranquilidad por parte del empresario, por las medidas que hay que establecer incluso en siniestros que nada tienen que ver con la pandemia.

“También puede pasar”, opina el Financial Lines & Claims Manager de Iberian Insurance, “que como la situación es la de crisis se mire mucho lo más esencial de la póliza y por eso no sea el momento para gastar más dinero en cubrir, por ejemplo, mayores sublímites por víctimas”. “Creo que las empresas que lo están pasando mal, cuando vuelvan a contratar, dudo mucho que estén en una situación como para querer cubrir unos excesos”, concluye.

Por otro lado, como destaca Gonzalo Mateos, los sublímites por víctima típicos de la cobertura de Patronal están en el mercado reducidos por las compañías, porque usualmente lo que se compra es un producto a un precio determinado, porque este seguro “no es prioritario para el empleador, que está pensando en otras exposiciones distintas”, por lo que aunque se pueda pensar que los sublímites por víctima son demasiado reducidos, el incrementarlos supondría una opción con un coste adicional “que casi nunca se quiere pagar”.

Recuerda, asimismo, que hay muchos mecanismos que se ponen en funcionamiento cuando sucede un accidente de trabajo y que son ajenos al seguro privado, lo que hace que la litigiosidad sea bastante inferior.

Asunción de responsabilidad

Respecto a la imposibilidad de no asegurar las sanciones, Mateos advierte de que “este tema en el ámbito laboral tiene una importancia crucial, porque la ley general de la Seguridad Social prohíbe expresamente bajo ningún concepto asegurar las sanciones, que deben caer directamente sobre el empresario infractor sin que pueda ser objeto de seguro alguno, siendo nulo cualquier pacto en ese sentido”, atestigua. Y en su opinión es un buen criterio, ya que el empresario debe asumir la responsabilidad de no haber adoptado las medidas oportunas en el trabajo o no haber informado bien al trabajador sobre los riesgos: “La sanción debe ser personalísima y no ser transmitida a nadie”.

Y aunque, como señala el Financial Lines & Claims Manager de Iberian Insurance, es cierto que en la actual situación del Covid el empresario tiene una carga de responsabilidad en la prevención del riesgo importante, también es verdad que cuenta con una legislación de prevención de riesgos que es muy clara, está muy consolidada: “Excepto las medidas específicas del estado de alarma, el resto es conocido”. “El empresario tiene muchas herramientas por el lado de la prevención antes de que el siniestro llegue al seguro”, concluye.

CONSULTA EL REPORTAJE COMPLETO

Fuente: Pymeseguros

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies